Blog

El catálogo virtual como medio publicitario para los distribuidores

catálogos virtuales para distribuidores

Resulta imposible ignorar el progreso. Y el sector de la construcción no iba ser uno de los que se quedasen atrás. Al contrario, continúa adaptándose en toda su extensión. Y una de las medidas tecnológicas a implementar es la de los catálogos virtuales para el ámbito de la distribución.

Tras el desarrollo de las nuevas tecnologías, muchos de los catálogos en papel han quedado obsoletos. Sin embargo, una de las ventajas de presentar los productos en este formato digital es la de poder añadir información actualizada en tiempo real. Igualmente, no podemos olvidarnos de la reducción de los costes frente a producir en papel. Este aspecto juega un papel importante a la hora de decantarse por un catálogo digital.

Por otro lado, la posibilidad de utilizar la herramienta de búsqueda agiliza considerablemente el tiempo que invertimos en encontrar el producto deseado, además de poder averiguar al instante la disponibilidad del mismo.

 

Tecnología BIM para ver acabados finales

¿Qué tiene que ver todo esto con el BIM? Absolutamente todo.

Los nuevos catálogos virtuales ofrecen una mayor facilidad para presentar los productos. Gracias a ellos, se muestra el acabado de las paredes que recubrirán las nuevas oficinas e incluso qué color y material queremos que presente el suelo de la sala de reuniones principal.

Estos quebraderos de cabeza se resuelven gracias al uso de la tecnología BIM dejando atrás los renders y dándoles vida.

Los videos demostrativos se actualizan y dan paso a la realidad virtual para los materiales de construcción. Pero lo que realmente va a resultar un éxito es la posibilidad de ver cómo quedan los materiales en el lugar que se desea crear. Lo único que se debe hacer es subir a la nube del programa el espacio a diseñar y del resto se encarga la biblioteca de materiales. Para ello, la empresa distribuidora debe contar con los diferentes productos y acabados para cada una de las superficies a modificar.

Está claro que el uso de esta tecnología supondrá un incremento en las ventas, dada la dificultad que supone el no saber cómo quedará realmente cada producto adquirido. Y más allá del precio, este suele ser uno de los principales motivos por los que el consumidor final no acaba comprando un artículo.

[ssba]

Deja un comentario